Mentiras (columna publicada en El País Semanal)

La esencia del periodismo más sensacionalista aboga por no permitir que la verdad estropee una buena noticia, una máxima cínica que ha prevalecido también en la Historia de la Gastronomía. Lo relativo a la materia culinaria ha sido tratado por muchos durante años como miscelánea, como fuente de datos curiosos y anecdóticos con los cuales agilizar el ritmo de artículos y libros.
La reiteración de lo falso convierte la leyenda en dogma, por eso Marco Polo sigue siendo recordado como el responsable de la introducción de la pasta en Italia tras su periplo asiático. Da igual que las evidencias historiográficas lo nieguen, si lo aprendimos en la escuela es incuestionable.
La credulidad ciega del contenido de un libro gamberro en el cual dos historiadores fabulaban con simulados inventos de Leonardo Da Vinci como el tenedor o el sacacorchos para zurdos, o bien el aplauso infinito en las redes sociales ante la inexistente victoria en los tribunales de Jamie Oliver contra un gigante del fast-food son ejemplos de bulos recientes. La viralidad amenaza a la memoria.
La búsqueda del titular y del retuiteo, así como el peligroso sentimiento chovinista de apropiación geográfica empañan la construcción de la historia gastronómica. Como dicta el proverbio: “de todos es errar pero sólo el necio persevera en el error”.

(Columna publicada el 28 de septiembre en El País Semanal)

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

About Carmen Alcaraz del Blanco

Carmen Alcaraz del Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: